jueves, mayo 03, 2012

Tacos el Noe

Sigo en modo de fotográfico. Recientemente me llegaron mis adaptadores para poder utilizar mis lentes vintage en mi cámara. Hasta el momento tengo 4  lentes viejos; un 50mm Yashinon 1.7, 28mm Sears 2.8 y 55mm Rikenon 1.4 (este me gusta mucho) con montura M42 y un 50mm Rokkor-X 1.7. Todos le sacan jugo al sensor de mi nueva cámara a pesar de ser manuales, asi la gente cuando me ve y oye hablar de todo esto dice: “!WOW! Que pinche nerd eres. Largate de aqui deja de tomarme fotos“... Son esas las pequeñas cosas de la vida que te hacen seguir adelante.
El único problema es que al momento de ir a estos tacos de los que hoy les voy a hablar, los lentes y los adaptadores estaban muy a gusto en mi casa. Esto me lleva al siguiente punto, en el cual que como dice Chase Jarvis: “The Best Camera is the One That's With You”.

Tuve que arreglármelas con una BlackBerry cuya cámara es una de las peores, no solo de la historia de las blackberrys sino de la historia de siempre. En fin. No voy a extenderme mucho con esta reseña y lo voy a decir de una vez: Los tacos están bien pinché buenos. Y ya no hay pretexto para no venir hasta los Altares a probarlos, puesto que ya no se requiere de pasaporte para venir hasta esta parte de Hermosillo.
Los tacos son de borrego y el borrego no es para cualquiera debo admitirlo (el que se come, no este borrego ... aunque tampoco ese es para cualquiera). Son muy fuertes de sabor y de aroma. También ofrecen cabeza y carne adobada, así que por cualquier lado que lo quieras ver el sabor, asi como el colesterol, se elevara a niveles insospechados. Pero bien vale la pena el bloqueo de arterias por saborear estos tacos. Pero vamos a poner un poco de orden a la reseña.
En el menú se ofrecen también jugos vichis que es mucho mas chistoso oírlo que comerlo, ya que no soy muy fanático de esa modalidad de que todos los tacos de vendan “jugos” del mismo (con la excepción de la caguamanta, aunque desde que se comía caguama siempre se ha presentado en caldo y tacos) pero pues para gustos los colores, los vichis y los jugos vichis. El jugo como se imaginaran es de sabor fuerte y te deja un agradable sabor en la boca y un no tan agradable aliento durante el día.
Ahora vamos a los tacos. Los tacos se presentan normales y dorados. Los normales, pues no tienen mucha gracia, solo tortilla doble y la carne. El borrego es fabuloso; fuerte, con la carne deshaciéndose en tu boca y el fuerte regusto de la misma carne que te sube por detrás de la garganta y se te devuelve por la nariz. Así, sabe tan bien como se oye. El borrego tiene un sabor característico así que tienen que darle una oportunidad. No se arrepentirán.
Los tacos de cabeza y los de adobada están buenos también, pero nada especial. Sobre todo el de adobada quedo a deber la verdad, el adobo no tiene mucho sabor. El de cabeza tiene un poco mas de enjundia y la cabeza es sin mucho caldo, de sabor agradable no muy especiado, buena textura y sin mucha grasa. Tal vez si no hubiese probado los de borrego antes de estos dos, las cosas hubieran cambiado, pues creo que tal vez el sabor del borrego abrumo a los otros dos.
Ahora, los tacos dorados a los que si dedico una mención especial. Además de el nivel de grasa y triglicéridos que la misma carne emana, añádanle queso derretido y dos tortillas que te tienes que comer a fuerzas, puesto que los tacos se doran a la plancha en el mismo jugo y aceite del borrego haciendo que la tortilla quede doradita y te tienes que comerte las dos tortillas necesariamente. El sabor es llevado a otro nivel. Es como cuando comes una nieve de vainilla (o el sabor que mas les guste) y le pones un poco de crema batida, jarabe de chocolate, unas cerezas y esperas a que se derrita solo un poquito. Es tomar algo bueno y hacerlo mejor.
Funciona igual para los tacos de cabeza y los de adobada. Los de cabeza la verdad no me convencieron mucho con queso, pero los de adobada si suben de nivel. Con los de borrego el queso aminora el sabor fuerte del mismo y logra un equilibrio espiritual a cada mordida. Con adobada, el queso aumenta el sabor de la carne de puerco. Una combinación ganadora.
 Si. Me comi 6.
Me dio mucho gusto ver que esta taqueria llegaban todo tipo de personas; viejos, jóvenes, gordos, flacos, mujeres, hombres, etc.  pero me dio mas gusto ver que llegaban niños y con toda la autoridad que puede tener una persona de 8 años, pedían sus tacos de borrego dorado. Me hizo pensar que tal vez el futuro, no se tan malo, aunque este lleno de gente con obesidad mórbida y paros cardiorrespiratorios, pero con taquerias de calidad como esta... que se jodan los Mayas.
El Futuro de México.
Repollo, cilantro, cebolla, cebolla morada, rabanos, salsas varias; todo lo justo para acompañar y complementar los tacos. Sodas de botella de vidrio. No se que mas se le puede pedir a estos tacos.

Les pido un favor: No debemos de rechazar de comidas solo por que no son tan “comerciales“. Borrego, Venado, Cabrito, Lechon, etc. etc. todas las comidas tiene su lado bueno. Recuden que los pobres borregos casi nunca se defienden cuando van al matadero, así que no podemos hacer otra cosa mas que disfrutar de su carne. No se arrepentirán.
Sin Albur

Yo le daría 4.5 corderos de 5

Ubicación