sábado, diciembre 24, 2011

Cahuamanta Checos



La navidad esta con nosotros de nueva cuenta y como cada año es tiempo de la tradicional cahuamanta navideña. Este local se encuentra cerca de mi lugar de trabajo y aprovechando las épocas decembrinas nos fuimos a ver que tal.

Según Wikipedia la Caguama (el animal, no el envase para cerveza) o tortuga marina, se encuentra todavía en peligro de extinción, y si viene en el Internet debe de ser cierto. Pero uno todavía oye historias de partes en donde venden caguama de verdad. Según las historias que se quedan atrapadas en las redes de sardinas y atunes y cuando las sacan, las tortugas ya están muertas. Que estas historias sean ciertas, solamente los que las sacan saben. Lo que si que el trafico (el de tortuga marina, no el vehicular), como todo lo prohibido, continua (aunque el vehicular también).
Recuerdo cuando era muy chico, sobre todo por el área de la costa, que era muy común comer caguama. El fuerte olor y sabor son inconfundibles, el caldo espeso y grasoso que se queda pegado en la garganta al comerla, son cosas que no se olvidan, como el quedar parcialmente sordo con un marcianito en navidad, o el descubrir que Santa Clos no existe, quedando como un tonto cuando lo mencionas en la preparatoria.


Para subsanar el hambre del hombre por la caguama (el animal) se invento la caguamanta. No se la verdad si va con H o con G, puesto que se usa indistintamente, pero es solamente mantarraya preparada como se preparaba la caguama en los viejos días: con un chingo de comino. dicho esto, me imagino que el gobierno va a esperar a que la mantarraya se ponga en peligro de extinción para levantar la veda de la caguama y así sucesivamente para seguir con el ciclo sustentable de la vida.
Aquí en este local, venden caldos, jugos y tacos, así como también tostadas de camarón, campechanas, cócteles, cachoreadas (de comer y sin albur), etc. Ya había probado (de hecho una semana atrás) el caldo, pero como no llevaba cámara no recuerdo muy bien, lo que si recuerdo es estar todo el resto del día repitiendo el sabor a comino y camarón. Muy muy bueno. Acompañado de totopos salados y mucho limón, es un remedio infalible para la cruda (me han dicho).
En esta ocasión me toco probar los tacos y déjenme decirles que son todo un éxito. Doble tortilla, que la verdad no lo ocupa, pues las tortillas son de muy buena calidad, dos camarones cocidos para dar textura y sabor, acompañado de cómo se deben de acompañar los tacos de caguamanta: cebolla, repollo, tomate, salsa y limón. El sabor fuerte y decidido de la manta, el orégano, el comino. En fin. Deben de darse una vuelta para probarlos.
También me comí unas quesadillas de marlin, fritas en abundante aceite, con un queso bastante bueno, camarones cocidos y el sabor del marlin ahumado, que aunque no es mi preferido, con la combinación de limón y salsa huichol, junto con las cantidades abundantes de aceite para freírlas/dorarlas, hacen de esta una muy buena quesadilla.
Mis compañeros comensales pidieron unas cachoreadas (sin albur) que no es mas que una tostada, la cual es meramente un pretexto, para poner montones y montones de productos del mar como camarones, cayos de hacha, calamar, pulpo (sin albur), cebolla, tomate y salsas negras (como mi alma). Bastante buena y sin pedirle nada a los lugares dedicados a los mariscos (sin albur de nuevo).

Sodas de botella Coca-Cola como debe de ser, jugos, agua, etc. Que hacen de este un desayuno de campeones, si tu deporte es el de aumentar el colesterol y los triglicéridos. Los que tengan la oportunidad de andar por esta parte de la maravillosa cuidad de hermosillo, deben de darse la oportunidad de venir. Los precios son normales y el producto es muy bueno. Muy recomendable.

Yo le daría 4 de 5 Laúdes.

Ubicación.