domingo, abril 25, 2010

Taqueria San José

Siguiendo con esta agitada época de temblores, explosiones volcánicas y narcos... aunque lamentablemente, estos últimos no son Narco-Satánicos como en las películas 80´s =( . En fin, en esta misma línea seguimos revisando mas comidas de las calle… esto no quiere decir que no coma dentro de mi casa ni en restaurantes establecidos con la aprobación de la secretaria de salud. Aunque tampoco esto es garantía de nada, pero en fin.
Me encontré con esta taqueria cuando asistí a un evento familiar el cual no voy a discutir aquí, pero que implicó que estuviera un 12 de diciembre a las 6:30am en una taqueria en Villa de Seris. Los tacos de cabeza son toda una tradición y aunque me de mucha flojera buscar en la internet de donde provienen o quien invento por primera vez comerse los ojos de una vaca, quiero pensar que es toda una tradición sonorense.

Fui a la sucursal Villa de Seris a de estos tacos y aunque como argumenta el escrito del Prof. Luis B. Calvo me queda un poco de aversión a todas las perronas del sur de la cuidad de Hermosillo, pero los tacos son muy buenos. Como me comento muy indiferentemente el al parecer dueño de este establecimiento, los tacos tienen bastante experiencia, 23 al momento de este escrito. Lo que me da mucho gusto es el ver que estos años han servido para ofrecer al cliente cabeza de primera.
Me toco también probar el chicharrón (sin albur) en salsa roja que es muy recomendable. Esta taqueria también cuenta con los demás productos que ya se han hecho comunes en este tipo de locales; chicharrón, barbacoa, frijoles, etc. Pero vamos a lo importante que es la cabeza. Esta para mi gusto en el punto ideal: ni muy seca ni muy calduda. El sabor es exacto sin mucha pimienta y las tortillas son de lo mejor. Repollo, cilantro, cebolla, 3 salsas, limones, todo servido y picado como marcan los cánones taquísticos. Y por sobre todo, sodas en botellas de vidrio muy heladas.
Pinturas rupestres en la taqueria que cuentan la historia de los tacos de cabeza
Unos tacos muy recomendables, el lugar se ve bastante limpio y al morder el taco comprendes el porque la cabeza es tan popular. Ese sabor con una mezcla de dulce y acido de la carne, perfectamente balanceado con la cantidad exacta de grasa y el contraste de texturas con el repollo y la cebolla, el toquecito agrio del limón y lo aromático que agrega el cilantro, rematado con el dulce y fresco sabor del refresco o jugo…
Perdón, pero me gustan mucho los tacos de cabeza y en esta taqueria tienen una muy buena muestra de lo que son.
"Tacos como para morirse"
Yo le daría 3.5 de 5 cabezas

Ubicación.