lunes, julio 04, 2011

Mariscos Mi Barco

Tenemos la enorme fortuna de vivir en Hermosillo, que esta a unos cuantos kilómetros de la costa del maravilloso mar de Cortez o Golfo de California dependiendo del humor que se encuentren. Esto nos da la oportunidad de tener productos frescos del mar a casi cualquier hora, por lo que no es difícil encontrar restaurantes, carretas o puestos que vendan mariscos preparados fríos o calientes, calientes (sin albur).
Particularmente yo disfruto de ambas presentaciones en lo que respecta a mariscos y pescado. Aunque hay muchas personas que no les gustan los mariscos ni fríos ni calientes; en mi opinión es mas que nada el miedo a experimentar cosas como por ejemplo el comer comida no cocinada del mar o la poligamia, lo que nos puede impedir el descubrir mundos maravillosos que nos dejaría privados de poder saborear de patas de mula, pulpos, ostiones y cayos de hacha o de tener muchas esposas.
En lo personal recuerdo aquellas excursiones a la piedra, justo a la salida de la bella cuidad jardín, Empalme Sonora, armado solamente con 20 limones, un paquete de galletas saladas, una botella de catsup y una botella de salsa huichol, dispuesto a acabar con docenas y docenas de ostiones frescos recién salidos del estero con es olor característico que solo los productos del mar tienen (huele así como a Guaymas…) pero en fin. Que grandes recuerdos: un día llegue a comerme 8 docenas y lo volvería a hacer con gusto.
Pero basta de vivir en el pasado y enfoquémonos en lo que tenemos hoy aquí en nuestra calurosa cuidad (¡No mames 48.5°C!) Mariscos Mi Barco tiene una buena carta con mariscos frescos preparados fríos y calientes que abarcan casi toda la gama de platillos que las personas buscan en un lugar como este: cócteles, chabelas, tostadas, molcajetes, jaiba, ceviche, calamar, aguachiles, pulpo, caracol, etc. etc.

Este día en particular, tenían de todo en el menú menos jaiba :(, cosa que me pareció bien que nos advirtieran desde el principio, puesto que no hay nada mas decepcionante que después de hacerte ideas sobre lo que vas a comer y preparar tu cerebro para lo que estas a punto de pedir el meser@ salga con su clásico: “Hijole! Se nos termino eso”… si te hablo a ti,  a ti dueño de restaurante que por verte bien cool y según tu abarcar mas mercado, tiene un menú con mil cosas de las cuales no tienes ni la mitad, porque te cuesta mucho mantener el inventario de tantas cosas que no se piden tan seguido; aquí entra perfectamente el menos es mas. Simplifiquen señores.
En fin. Como el plan ese día era llegar por un taco fish, pero la cola estaba exageradamente larga, nos pasamos a este lugar para descubrir que también tenían su versión del taco fish. Esta en particular no tenia nada de especial, aunque las tortillas estaban bastante buenas, pero nada muy relevante.
Lo que si estaba muy bueno era el ceviche de camarón: cebolla morada, cilantro y tomate con camarón, todo perfectamente picado y con la cantidad justa de sal. Muy buen ceviche he de aceptar y con la temperatura ideal en una tostada muy buena. Muy recomendable.
Y lo que no pude dejar pasar fue la oportunidad de comerme unos ostiones en su concha (sin albur). Déjenme decirles que sabes exactamente igual que como los recordaba (por alguna extraña razón, tenia creo que cerca de 5 años sin probar ostiones frescos): la textura de los mismos, el ligero sabor a agua de mar y ese sutil sabor del ostión, solo acompañado con una pizca de sal, limón, catsup y salsa… tomar una galleta salada, le das un pequeño mordisco, tomas la concha del ostión preparado a comienzas a masticar. Una de esas cosas de la vida que tienes que probar antes de que se acaben los ostiones frescos debido a la sobreexplotación.

Sodas Coca Cola de botella Igual, una buen cantidad de botellitas de salsas diversas, muchos limones y muchas cosas colgadas del techo y las paredes. Un lugar agradable con comida buena y honesta a precios razonables. El día de esta visita no hacia tanto calor pero como ha estado estos últimos días (¡No mames 48.5°C!) no prometo nada.

Yo le daría 3.5 piedras de 5

Ubicación