martes, octubre 13, 2009

Tacos Héctor

¡Nada como el olor de la carne de campo y pre-engorda por la mañana!

Como se muestra en la fotografía, aquí están los Tacos Héctor (que hasta hace poco supe como se llamaban). En este lugar donde al parecer por la fotografía se comen los tacos con el humo de los carros y camiones, el polvo de las banquetas del mercado numero dos y te limpias con los boletos del melate que no te sacaste, es en este lugar en donde, mis amigos, se come unos de las mejores tacos de cabrito que he tenido la fortuna de probar.

Como lo comente en mi reseña de los tacos Johnny's, los domingos casi siempre era día de comer tacos. Un buen mientras me encontraba en estos tacos, mire hacia mi lado izquierdo y vi una carreta; pensé: “¿que venderán en aquella carreta?”. Una carreta muy misteriosa y poco cuidada, pero con un buen de comensales. No paso mucho tiempo cuando mi curiosidad fue mayor que mi hueva de caminar 7 metros, cuando descubrí aquel tesoro: era tacos de cabrito.



A mi corta edad en ese entonces yo nunca había comido cabrito en ninguna presentación, pero al probarlo fue un momento totalmente mágico: mis papilas gustativas se inundaron de ese sabor fuerte pero agradable, tal vez con un toque de acido por la misma naturaleza del animal, y mis manos y boca quedaron penetrados por el fuerte sabor a esa carne y el olor a cebolla cruda de aquellos maravillosos tacos.

Tal vez la afirmacion de arriba parezca exagerada pero no, los tacos son así de buenos. Es una carreta sencilla sin muchas pretensiones, pero hay algo que hay que tomar en cuenta: estos tipos al parecer no producen mucha cantidad, lo que hace que sus horas de servicio sean muy limitadas y además, no son muy constantes. Es más bien cosa de suerte toparte con la carreta. Varios de mis amigos me dicen que los tacos son producto de mi imaginación, pero el tufo a carne y cebolla que queda después de comerlos hace que esas afirmaciones sean desmentidas rápidamente.

Los tacos son tan buenos, que tuve que ponerle marquito a la foto.

La carne es mas bien hecha tipo barbacoa, solo poco de repollo, cebolla, cilantro y dos salsas para acompañar además de limones y como debe de ser, soda de botella. Estos tacos no son para cualquiera, por lo mismo fuerte del cabrito (o chivo como les duela menos) así que la advertencia esta hecha.

Yo les daría 5 chivos de 5.

Ubicación.